Mostrando entradas con la etiqueta carrera de montaña. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta carrera de montaña. Mostrar todas las entradas

martes, 23 de febrero de 2016

ASI ES EL SORTEO DE ZEGAMA AIZKORRI

Detalles sorteo Zegama Aizkorri. Resultados sorteo Zegama
Este año he pensado nuevamente en Zegama AIzkorri como una prueba objetivo en mi calendario. Sin lugar a dudas es una de las pruebas más ansiadas por los corredores de montaña, algo que nos lleva, una vez más, a un sistema de sorteo mediante el cual se asignarán los dorsales..

Complicado, es muy complicado conseguir un dorsal. Estamos hablando de que Zegama ha registrado más de 7000 preinscripciones para cubrir 225 plazas disponibles en este 2016. Esto deja clara la gran aceptación de la prueba y el gran interés que suscita entre los corredores, por ser una prueba dura pero con una distancia asequible por buena parte de los que normalmente corremos por montaña.

Dados los números, la posibilidades no son muy alentadoras, pero aquí no queda la cosa y hay más variables a tener en cuenta, pero antes de continuar me gustaría aclarar el número total de dorsales, porque si eres un afortunado en el sorteo, puedes encontrarte el 22 de Mayo en la línea de salida diciendote a ti mismo:  "aqui hay mucho más de 225 corredores". Así es, realmente las dorsales que entran en juego en el sorteo son 225, pero hay otros 150  reservados por los organizadores  para cubrir los compromisos con corredores profesionales, marcas, etc y otros 125 más son para todos aquellos que hayan sido "finishers" en todas las ediciones de Zegama.

En lo personal considero que esos 125 dorsales para los "finishers" de todas las ediciones, podrían ser menos o tal vez ni existir como tal, justamente porque si estos corredores ya han podido disfrutar de todas las ediciones, tal vez sería interesante dar la oportunidad a más personas de correr Zegama.

Tras mi personal matización acerca de estas 125 plazas ya adjudicadas, vamos con el resto de detalles que pueden permitir (o no) estar en la salida de Zegama el próximo 22 de Mayo:

- Si estas preinscrito por primera vez, recibiras un número para el sorteo.
- Si has estado preinscrito en sorteos anteriores, recibirás un número por cada año que hayas participado en el sorteo sin fortuna de conseguir un dorsal.

Como podemos ver, si hemos estado preinscritos anteriormente nuestras posibilidades no suben radicalmente, más aún si lo ponemos en consonancia con como sube el número de preinscritos año tras año, por lo que puede antojarse una mejora algo pobre y es muy probable que nunca podamos correr en Zegama (triste pero real), pero como la esperanza dicen que es lo último que se pierde, el próximo Viernes 26 de Febrero estaremos atentos por si sonara la flauta.

Mucha suerte a tod@s !!!

miércoles, 13 de mayo de 2015

CRÓNICA Y FOTOS TRANSVULCANIA 2015: 11 HORAS Y 22 MINUTOS DISFRUTANDO DE LA PALMA


Crónica Transvulcania 2015. Trail running. La Palma.
Voy a empezar mi crónica como finisher de la Transvulcania 2015 prácticamente por el final, con la clara intención de poner en las primeras lineas mi agradeciendo a los voluntarios y a los Palmeros por su implicación, pasión, colaboración, por animarnos y por ofrecernos todo el apoyo humano y logístico que estuvo en su mano. Realmente gran parte de la grandeza de esta prueba reside en ellos.

En cuanto a la organización se ha hablado mucho, no voy a entrar a valorar los diferentes detalles que se pueden leer en los medios, así como las diferentes acusaciones, tan solo me voy a limitar a contar las cosas desde mi punto de vista y como yo lo viví, teniendo en cuenta que fui durante buena parte del reccorrido alrededor de la posición 200.

Por lo tanto,  lo único que puedo criticar es el gravísimo error en la indicación de la distancia hasta el avituallamiento del Pico de la Cruz desde El Reventón, donde se marcaron 12,4 kilómetros y según mi GPS fueron casi 17. La diferencia es suficientemente importante como para comprometer cualquier previsión que hayamos planteado, más aún, si tenemos en cuenta que este es uno de los tramos más duros de la prueba donde se va desde unos 1400 metros de altura hasta más de 2300, con muy pocas zonas de sombra y con el sol pegando fuerte.

Hasta el Pico de la Cruz llegué muy justo a pesar de bajar el ritmo al ver que algo fallaba en las mediciones. Sinceramente ver como pasaban los metros y no había atisbo de que llegara el avituallamiento me desmoralizó un poco y me hizo hasta dudar de si estaba contando bien los kilómetros.

Este punto ha sido probablemente el más criticado. Por su parte, la organización ya ha informado en un comunicado que rectificará, algo que está bien, pero también me gustaría comentar que ya no es un tema de poner o quitar un avituallamiento más, todos sabíamos que habían quitado el del Pico de la Nieve desde hace meses (http://www.transvulcania.com/index.php/es/noticias/2-noticias-es/142-nueva-distribucion-de-avituallamientos-mas-exigente-y-segura) , el problema fue el dichoso cartelito con los 12,4 kilómetros, que a todos aquellos que no conocíamos el recorrido nos supuso como poco, un rato de intranquilidad al ver que ese avituallamiento no aparecia.

Después de esto, vamos a la carrera  … 

FotosTransvulcania 2015. Trail running. La Palma.Llegué con más de 1h de adelanto sobre la salida al Faro de Fuencaliente. Mi mujer me dejó  junto a uno de los senderos que baja hasta el Faro y se encaminó tranquilamente rumbo al avituallamiento de El Pilar, que sería el siguiente punto de apoyo que tendría (que paciencia tiene).

Cuando me acerco al arco de salida veo que ya había bastante gente y poco a poco nos vamos colocando en una posición más o menos adelantado, aunque realmente nos sirvió de poco, ya que pasado un buen rato la organización nos hizo salir para pasar el control de chip. Esto hizo que la gente se pusiera un poco nerviosa. Probablemente realizar el control de chip desde la zona de el Faro, según llegan los corredores y bajan hacia al arco de salida, podría evitar esta aglomeración y nerviosismo innecesario.

Con el control pasado estaré entre los 400 primeros.  El espacio se contrae según se acerca la hora de la salida hasta llegar a un punto en el que apenas puedes moverte para calentar o estirar un poco.

El viento se ha calmado. Por megafonía nos indican que debemos tener cuidado con la salida. Hay un nuevo muro en la zona de el Faro que estrecha más la zona de paso inicial y el tampón será grande.
Ya solo quedan unos minutos para empezar y veo como las pulsaciones suben poco a poco, síntoma de que me voy poniendo más nervioso según se acerca el gran momento ... es imposible no pensar en si llegaré bien, si conseguiré acabar y realmente como será lo que me espera por delante.
La salida es muy alocada, todo el mundo quiere pasar, todo el mundo sabe que si no estás bien colocado te puedes comer un tapón y cada uno intentamos hacernos nuestro hueco. No tardamos en meternos en el estrecho sendero y si la salida fue una locura, aquí tampoco hay tiempo para la relajación y voy por donde puedo, a tramos por dentro, a tramos por fuera con la intención de encontrar alguna zona con menos grava.

Lo de la grava tiene mención especial. Según avanzas el pie se hunde a cada paso, atrapándote y generando un gasto extra, y en cierta forma te hace modificar la pisada y el impulso, lo que finalmente, como cuento más adelante, hará que los psoas lleguen castigados al kilómetro 24.

Crónica Transvulcania 2015. Foto Transvulcania 2015.A todo esto hay que sumarle la gente que lleva bastones, auténticas armas blancas en algunos momentos y sin lugar a dudas un punto más de peligro en este bullicioso inicio de carrera.
Como nota personal, creo que el uso de bastones hay que empezar a regularlo en pruebas de este tipo, no puede ser que cada uno tire como le venga en gana y le importe tres pimientos si te lo clava en un pie o te endiña un bastonazo. Bueno, y punto y aparte son los que van con los bastones que no se pliegan colocados a modo de arco en la mochila, esto con tal aglomeración de gente y en la noche hace que sea realmente peligroso para el resto de corredores.

Pasados treinta minutos me tomo el primer gel y en todo momento voy bebiendo pequeños sorbos de agua, mientras que el grupo se va estirando y se va formando la espectacular hilera de frontales que tantas veces hemos visto en las crónicas y videos de ediciones anteriores … pero esta vez estoy yo aquí para vivirlo, contemplarlo y disfrutarlo mientras sigo ganando posiciones por una zona más pistera que da un ligero alivio a la sensación de agobio inicial.
Entramos en Los Canarios, sinceramente es grandioso la cantidad de gente que se agolpa a ambos lados y nos anima. Te dan alas en esta rampa final hasta el avituallamiento, donde realmente bebo un poco de agua y nada más, apenas llevamos 6 kilómetros de carrera y aparte de ofrecer un aliciente al espectador, tal vez este avituallamiento no sea muy necesario.

Tiempo en carrera 1 hora y posición 302.

Gravilla, gravilla y más gravilla por un terreno escalonado con zonas de largas subidas es lo que tenemos por delante. Por un momento pienso que tengo que parar y quitarme todo lo que se me ha metido en las zapatillas, voy pensando en que voy a terminar bastante tocado por las rozaduras, pero sinceramente me encuentro muy bien y no veo el momento oportuno, o no quiero verlo … el caso es que el día va levantando y el espectáculo que La Palma tiene preparado para nosotros comienza a mostrarse según voy ganando posiciones y metros positivos hasta llegar a Las Deseadas en un tiempo de 2 horas 26 minutos y posición 257.

Otra nota más. Pensé en llevar polainas para evitar que se metiera toda la tierra y gravilla dentro de la zapatilla, pero por otro lado la refrigeración del pie en mi caso se ve mermada y por ello decidí no llevarlas. En caso de que las lleves te las podrías quitar en el kilómetro 24, desde donde ya no serían tan necesarias en toda la prueba.

En el avituallamiento de Las Deseadas los voluntarios me llenan los bidones mientras que yo como algo de fruta y bebo … que grandes son estos chic@s.

Continúo camino de El Pilar por una zona más tapada con zonas de bajada y llanos no muy técnicos, pero que hay que tomarse con tranquilidad para no desgastarse demasiado. En todo momento sigo comiendo, bebiendo y tomando pastillas de sales cada hora.

Ya en El Pilar, otra vez emoción al ver tal cantidad de gente animando. Mi mujer está esperándome con la gorra, tal y como teníamos planeado,  y ya la doy el frontal y el pañuelo tipo buff con el que he iniciado la carrera. A estas alturas los manguitos blancos de Skins no me molestan y no noto calor en exceso, pero sí que me protegen de los rayos del sol, por lo que decido seguir con ellos. Cargo nuevamente los bidones y como algo más de fruta y frutos secos.

Avituallamientos Transvulcania 2015. Foto Transvulcania 2015.
Comienzo de nuevo a correr y las sensaciones no son buenas. Ambos psoas me molestan bastante, jamás me había pasado … llega el primer momento de acojone de la carrera supongo que será por ir corriendo por la gravilla que se va hundiendo bajo tus pies, con una sensación similar a correr por la nieve. Paro a estirar mientras que corredores de la maratón pasan bastante ligeritos. Tras unos momentos me pongo de nuevo en marcha y bajo un poco el ritmo intentando ver, si por esta zona, de pista en suave bajada, recupero. Por fortuna así fue. Me tranquilizo, el primer gran susto de la carrera con poco más de 27 kilómetros completados parece desvanecerse.

Llego hasta El Reventón tras pasar unos cuantos kilómetros monótonos de pisteo. Para algunos es la zona cómoda de la carrera, también la menos atractiva desde mi punto de vista. Llevo 3 horas 25 min y posición 221. La verdad es que después del susto la cosa no ha ido mal y sigo ganando posiciones. Una vez que nos unimos los corredores de la Maratón y de la Ultra es complicado saber si los que te pasan, o a los que pasas, son de la ultra o de la maratón y pierdes un poco la referencia de cómo vas.
Continúo hacia la zona más espectacular de la carrera, lugar donde se han generado buenas partes de las críticas que comenté al principio de esta crónica. Es un tramo  con mucha subida en busca de la arista de la caldera, con algún tramo corto de bajada técnica y cada vez por sendero más pedregoso donde poco a poco se va dejando atrás la vegetación y el sol aprieta cada vez con más fuerza.

El espectáculo es sublime, no tengo palabras para detallaros la belleza y la sensación que supone correr bordeando la Caldera de Taburiente.

Por precaución, aunque me queda algo de agua, bajo el ritmo. El avituallamiento no llega, aunque si lo hace mi nerviosismo, veo que las cuentas no me cuadran. Pregunto a las pocas personas que me encuentro en esta zona viendo la carrera a cuanto está el avituallamiento … unos me dicen a 2 kilómetros. Pasado 1 kilómetro vuelvo a preguntar y me dicen a 3 kilómetros. Si ese buen hombre supiera el mazazo que fue en ese momento que me dijera que todavía faltaban 3 kilómetros, estoy convencido de que no hubiera abierto la boca, o me habría engañado y me habría dicho que estaba detrás del siguiente giro ... pero cuanta razón tenía el buen hombre.

A mi derecha, veo la carretera que serpentea hacia arriba … “está claro, esa carretera llega a la cima que es donde deben haber colocado el avituallamiento” pienso, y así era. Unos 500 metros antes de llegar veo a una chica sentada junto al sendero con una nevera, la pido un trago de agua … ella me ofrece también Coca-Cola, “no, no, con agua me vale” la respondo, con tan solo mojarme la boca la sensación de alivio es maravillosa … GRACIAS !!!

Por fin alcanzo el avituallamiento del Pico la Cruz en 6 horas y 51 minutos. La ducha sabe a gloria y me tomo mi tiempo para hidratarme bien, comer fruta y que me llenen los bidones.

Aunque el observatorio del Roque de los Muchachos lleva viéndose desde mucho antes del avituallamiento del Pico de la Cruz, parece que no llegas nunca. El sol pega fuerte, el aire es prácticamente imperceptible y la sensación de calor sube por momentos. El terreno desde el Pico de la Cruz al Roque de los Muchachos es exigente con fuertes subidas y bajadas técnicas por terreno pedregoso. La vista engaña y parece que ya estás llegando, pero el sendero vuelve a bajar para otra vez subir hasta el acceso final a la zona de avituallamiento.

Tiempo en el Roque de los Muchachos: 7 horas 51 minutos y posición 179.

Esta vez el bautismo lo lleva acabo un voluntario con una gran jarra de agua la cual derrama sobre mi cabeza transportándome a la mayor de las glorias. Veo que en este avituallamiento también hay platos de pasta, sinceramente no me entra nada que no sea fresco y que contenga agua, por lo que tiro de fruta y de gel.

Y aquí estoy, a punto de iniciar la temida bajada (al menos para mí), aunque realmente todavía quedan unos cuantos repechos que salvar, más de los que me pensaba. Es un tramo bastante rompe piernas y técnico que tiende a bajar hasta donde realmente se inicia la zona de pura y larga bajada.
Aquí creo que la falta de agua de los kilómetros anteriores me pasa factura y no voy con buenas sensaciones … segundo susto de la jornada la sensación de calor aumenta y con las fuerzas más justas de lo que me hubiera gustado, bajo tranquilo y asegurando para no castigarme de más.

La bajada en sí, es técnica, con tramos de sendero no muy inclinados que actúan a modo de descanso, todo ello salpicado de alguna zona de pinar que da cierto alivio a la sensación de calor que llevo encima. Sigo bebiendo abundantemente, comiendo y tomando sales para intentar recuperarme un poco. Se me hace largo y pesado, volviéndose insufrible la zona de asfalto antes de llegar a las famosas “zetas” empedradas sobre Tazacorte.

Llego al último punto de avituallamiento, Tazacorte, en 10 horas y 33 minutos con mejores sensaciones. Me hidrato, me refresco y como un trozo de fruta.

Transvulcania 2015 Cronica
La gente sigue animando en el tramo de paseo marítimo que tomamos antes del cauce del río seco que nos elevará, lenta y pausadamente, en busca del rampón final hacia Los Llanos. Dentro del cauce el calor se hace nuevamente intenso, la grava vuelve a tomar protagonismo y cuesta avanzar.
Sorprendentemente vuelvo a encontrarme bien y en un correr-camina, camina-corre llego hasta la pista cementada, la cual, nos eleva mediante importante desnivel, hasta las calles de Los Llanos. 
Ojo, como aquí llegues muy tocado, esta última rampa puede ser el mayor de los infiernos a estas alturas de la carrera.
En este tramo, nuevamente los Palmeros ayudan a los corredores ofreciendo algo de agua y cubitos de hielo para refrescarse … otra vez GRANDES !!!. Me hago con un par de cubitos con los que voy refrescando la gorra mientras no dejo de caminar superando los últimos metros de pendiente que me aúpan a las calles de Los Llanos.

La gran recta en ligerísima subida por la localidad de Los Llanos se hace interminable. Ves uno de los arcos de llegada al final, la gente agolpada dando ánimos, dándome la enhorabuena por terminar, ofreciéndome la mano a cada metro. A pesar de lo larga que se me hace la recta la gente da alas … te emocionan … te hacen dar un poco más y aunque el cuerpo me pide a voces andar, sigo corriendo consumiendo cada metro de esa alargada alfombra azul que supone el carril bici, con el regalo de los Palmeros que te hacen sentir que estas terminando algo grande.

Con esa sensación tan especial llego a meta, contento, feliz, orgulloso y sobre todo satisfecho de mi carrera, con el sentimiento de haber disfrutado de la prueba más espectacular de mi vida.
Tiempo en meta: 11 horas y 22 minutos
Posición: 189 de la general.

Transvulcania 2015. Foto Transvulcania 2015.
Medalla y polo de finisher. Algunas palabras con mi mujer que está esperándome en meta, sobre todo para saber si estoy bien ... algunos voluntarios vienen y me preguntan si necesito algo, que si quiero ir al podólogo o al masajista, beber comer ... les pido unos momentos, necesito ...  no se bien si asimilarlo o disfrutarlo ... con solo terminar ya es un gran triunfo, pero el tiempo que he logrado, para no ser la distancia en la que me encuentro más cómodo, me parece muy bueno y estoy realmente en una nube.

Una vez que me lo creo y  hago un balance rápido de daños (nada serio) ... me doy un agua rápido en las duchas colocadas por la organización para antes de pasar por el fisio, y espero durante unos pocos minutos mi turno para que me suelten un poco los gemelos y tibiales.

Como anécdota, en estos minutos de espera se acerca una niña a pedirme un autografo ... obviamente alucino y no deja de sorprenderme el modo tan especial de vivir la carrera que tiene esta gente, es increible. El caso es que la niña lleva la libretilla con unos cuantos autógrafos más  y luego pude ver algún chaval más iba por la zona de meta pidiendolos.

Carrera a repetir sin lugar a dudas.

martes, 14 de abril de 2015

CRÓNICA IV ARGANZA TRAIL: PIEDRA Y CAMPO A TRAVÉS EN SORIA (28K/D+1400M)

Arganza Trail. Trail Running
En mi busca de algunas pruebas preparatorias para Transvulcania 2015 me encontré con está cuarta edición de la Arganza Trail,  carrera de montaña celebrada en la provincia de Soria recurriendo una interesante zona, que sin ofrecernos un recorrido de alta montaña si permite disfrutar de una prueba de Trail Running exigente recorriendo lugares de gran belleza.

En su  cuarta edición es la primera vez que se presentaba un recorrido de 28 kilómetros con un desnivel de algo más de 1400 metros positivos, estando incluída en el campeonato de carreras de montaña de Soria y de Castilla León. Es decir, que hay nivel y un buen puñado de gallos con ganas de dar caña.


En el  "briefing" del Sabado ya nos dejarón una visión bastante clara de lo que nos depararía la carrera al día siguiente: bajadas técnicas, fuertes desniveles, piedra y zonas de campo a través, todo ello enlazado con zonas donde se puede correr mucho.

Arganza Trail. Cañon del Rio Lobos. Trail running
El inicio rápidamente te eleva en busca del primer repecho. No son muchos los metros que se hacen por asfalto antes de salir del pueblo y tocar tierra. En esta primera zona se puede correr en la subida, y tras coronar, un ligero descanso te lleva en busca de la segunda subida, algo más acusada y técnica, donde ya iniciaremos un CACO que va estirando la carrera. Tras la cima, llega la primera de las bajadas complicadas con piedra y tierra suelta, donde guardo bastante con el fin de no castigar mi pie que acaba de salir de una fascitis planta (como ya os comenté hace poco).

Llegados a este punto nos encontramos la primera de las subidas serías de la carrera, donde en unos 900 metros salvaremos cerca de 250 metros positivos por un terreno pedregoso entre abundante arboleda ... así que toca andar, andar y andar hasta encontrarnos con la impresionante panorámica que tendremos en la cima.

Bajada rápida y complicada en algunos tramos, donde además de la abundante piedra  hay que andar con cuidado de no darte de bruzes contra la cantidad de árboles que te vas encontrando en el camino. Poco a poco entramos en un constante sube y baja, con más zonas de piedra, campo a través y abundante vegetación baja que nos enfila hacia el Cañon del Río Lobos cada vez a un ritmo más alto, ya que el terreno va permitiendo correr y correr más.

La zona del Cañón del Río Lobos es una de las más bonitas de la carrera; sinceramente te quedas con las ganas de recorrer más kilómetros dentro del cañón, ya no solo por lo vistoso de la caliza tallada por el río que se abre frente a nosotros, sino por la tranquilidad que da no tener que ir tan pendiente de la  piedra, ramas de arboles bajos que te encuentras en el camino listas para darte en la cara, y por no temer perderte en las zonas de campo a través ... y en este punto tengo que decir, que la señalización era de 10, creo que es la carrera mejor señalizada en la que he estado, pero aún así dada la vegetación, los tramos sin senderos exigían ir constantemente pendiente buscando la siguiente cinta.

Cañon del Rio Lobos. Trail running. San Leonardo
Seguimos por una zona tapada, menos agradecida para correr, que poco a poco se abre en una especie de campo a través con algún zona de sendero olvidado que parece escupirte en tramos de pequeños arroyos para volver a salir y volver a meterte en un campo a través que pone a prueba los tobillos.

Los kilómetros pasan y las sensaciones mejoran. Voy tranquilo, a mi rollo, disfrutando de la soledad que me ofrece una carrera cada vez más estirada en busca de los últimos kilómetros de la prueba en busca de una nueva subida a la más dura de las cimas que hicimos al principio de la carrera, aunque en esta ocasión por otra vertiente, menos técnica, pero igualmente empinada y exigente.

Pasito a pasito voy ganando metros y recogiendo algunos "cadaveres" que ya van con las fuerzas justas y regulando para llegar lo mejor posible a meta. Hacer la primera parte de la carrera tranquilo me ha permitido llegar bastante entero y con la moral por las nubes.

Desde la cima parece que ya está todo el pescado ... error ... el pérfil no refleja del todo bien la realidad en este punto ya que todavía quedan dos repechos interesantes antes de enfilar a meta. El primero se me antojó más asequible que el segundo y nuevamente andando a buen ritmo lo supero y continúo rumbo hacia el castillo.

La subida al castillo si que se me hizo algo más pestosa, pero saber que la meta esta tan cerca da alas y te ayuda a empujar un poquito más y esprimir las piernas para sacar ese puntito necesario para llegar dignamente con un trote cochinero y atravesar las entrañas del castillo con la satisfacción de saber que tan solo quedan unos cientos de metros hasta la meta.

Tiempo final 3 horas y 18 minutos. Puesto 33 de la general.

En cuanto a la organización, correctísima tanto en lo que a señalizacion como a avituallamientos se refiere, siendo estos últimos lo suficientemente abundantes durante el recorrido para no ser necesario portar agua durante la carrera.

La bolsa del corredor me gustó con material de HG Sports consistente en camiseta y "buff" técnicos, además de pieza de fruta y alguna cosilla más.

Esta carrera es la demostración perfecta de que se puede organizar un buen evento deportivo a precio más que razonable ofreciendo avituallamientos y una organización excelentes. No puedo más que felicitar a los organizadores por ello y agradecerles el buen fin de semana que pasé por tierras sorianas disfrutando de una estupenda carrera de Trail Running.

martes, 31 de marzo de 2015

GENARO TRAIL (50K - GT50 1600+D) o GENARO ADVANCE (27K - GA27 1200+D)

Después de reailzar los dos recorridos tengo que decir que está es una de las pocas ocasiones en donde la prueba supuestamente pequeña puede comerse a la prueba reína.

Y es que a  pesar de que el GT50 tiene una parte espectacular que no se hace en el GA27 (consistente en un tramo que va desde donde se separan ambas pruebas adentrándose en la zona del Lozoya, hasta el posterior acceso al poblado de El Atazar), el último tramo del recorrido con 10K llanos, pisteros y desde mi punto de vista, monótonos, le restan bastante encanto a un recorrido de 50K que te deja un espectacular sabor de boca hasta el kilómetro 33, pero que desde ahí se va diluyendo y perdiendo un encanto incial digno de las grandes pruebas de montaña de la Comunidad de Madrid.

Sin embargo, GA27 te mantiene enganchado en todos y cada uno de los kilómetros. Ya desde que se deja el recorrido compartido con GT50 el sendero entre pinares sobre el pantano de El Atazar es una auténtica delicia que te deja en las últimas zonas de subida hacia Cabeza de Peña Alta y luego tras seguir el cortafuegos en Cabeza de Cerugea. Desde aquí bajamos de vuelta al GR300, Senda Genaro, para retomar el recorido de inicio,  con algunas variaciones y último repechón final que nos elevará nuevamente hasta El Berruco.


En cuanto al desnivel positivo, tan solo 400 metros de diferencia entre ambas pruebas, con una diferencia en distancia entre ellas de 23 kilómetros también nos da una visión clara de esa segunda parte del GT50.

Por todo ello, desde mi visión de trail runner al que le gusta el desnivel, correr más que andar y llanear lo menos posible lo tengo claro, Genaro Advance (GT27) es una prueba muhco más interesante, divertida y vistosa que Genaro Trail (GT50K).

Mi crónica de la primera Genaro Trail (2014): AQUI

Página oficial de la prueba: AQUI

miércoles, 18 de febrero de 2015

RIAZA TRAIL CHALLENGE SE REINVENTA

Riaza y sierra del Ayllón, un entorno con lugares prácticamente vírgenes, un gran escenario para celebrar una prueba de trail running exigente y con encanto que supiera mostrarnos los secretos que entre pizarras, granitos, antiguos circos glaciares y multitud de picos de más de 2.000 metros de altura se dispersan entre las serranías de Somosierra y el Ríncón.

En 2014 nacía la Riaza Trail Challenge nos ofrece una primera edición con un recorrido de 70km; recorrido que tuve la oportunidad de degustar en toda su longitud a pesar de no llegar del todo fino tras algunas lesiones y poco entrenamiento.

Tras terminar la prueba tengo que decir que el sabor que me quedó fue agridulce, ya no solo por el tiempo y las sensaciones que al fin y al acabo las conocía a priori. Este sabor agridulce se debió a la parte media del recorrido  y al monótono avituallamiento. 

En cuanto al avituallamiento, en una prueba que a muchos nos llevo más de 10 horas, variar un poco la alimentación y salir de las barritas, frutas y frutos secos se hace necesario y esto es algo que muchos esperamos que la organización tenga en cuenta tras todas las críticas que he podido leer y oir; también era la primera edición y de sabios es rectificar, pero sinceramente he estado en pruebas más cortas donde la variedad era mayor y de mayor calidad que la ofrecida durante la carrera y al finalizar la misma.

En el segundo punto, tengo que decir que si la carrera hubiera terminado en el kilómetro 40 estaríamos hablando de un carrerón como la copa de un pino, grande, gigante, espectacular, fantástica, salvaje... realmente me encantó. Pero a partir del kilómetro 40 meternos en la pista con toda la calor y sin apenas sombra se hizo soporífero hasta tal punto de verme cerca del abandono en   Hontanares. Este punto me consta que ya está solventado en el nuevo recorrido, así que mis felicitaciones a la organización por tomar nota de los comentarios que muchos hemos dejado en diferentes medios sociales.

Y bien, rectificar es de sabios como ya he comentado y aprender de los errores, o mejor dicho afrontar los retos y las críticas de manera constructiva nos lleva a una nueva edición en el presente 2015 con un recorrido largo reducido a 60km y D+2900 en el que se reduce el tramo de pista y se modifica el recorrido de bajada desde el Cerro Gordo para llegar directamente hasta Riofrío de Riaza.

Pero los cambios no quedan aquí, y la pruebe crece  y añade dos nuevos recorridos. El primero de 40km con D+2078 y el segundo de 20km con D+919, haciendo patente que han venido aquí para quedarse y seguir haciendo crecer la carrera dándonos la oportunidad  de descubrir esta maravillosa serranía.

La edición del 2015 se celebrará el 6 de Junio y estoy planteándome correr los 40km como preparación para TP60 (Gran Trail de Peñalara).

Os dejo los nuevos recorridos propuestos por la organización:

Track riaza trail challenge 2015 60km

Track riaza trail challenge 2015 60km


Track riaza trail challenge 2015 40km

Track riaza trail challenge 2015 40km



Track riaza trail challenge 2015 20km

Track riaza trail challenge 2015 20km

Las inscripciones ya están abiertas a través de deporticket.com

 Precios hasta el 8 de mayo de 2015 a las 23:59h

- RTC 20km - 22 euros + gastos de gestión
- RTC 40km - 42 euros + gastos de gestión
- RTC 60km - 62 euros + gastos de gestión


Precios desde el 9 de mayo de 2015 a las 00:00h hasta el 2 de Junio de 2015 a las 23:59h

- RTC 20km - 25 euros + gastos gestión
- RTC 40km - 47 euros + gastos de gestión
- RTC 60km - 70 euros + gastos de gestión

Toda la información así como el reglamento en: Riaza Trail Chellenge Web

martes, 17 de febrero de 2015

PATONES XTREM 2015. CRONICA Y FOTOS 14,5K/D+800

Patones Xtrem 2015. Trail Running
Crónica de la segunda edición de la Patones Xtrem 14,5km y D+800.  

Esta es la primera edición en la que corro tras quedarme sin dorsal el año pasado por dormirme en los laureles.

Los que me seguís en Strava teneis claro que la zona del Atazar me encanta para entrenar; hay un poco e todo, subidas donde meter desnivel, zonas técnicas de sendero, amplios caminos donde desplegar las alas y volar, todo ello en una zona muy poco masificada.

En esta carrera si vas con intención de correr tienes que ponerte delante si o si. De no ser así, verás como en pocos kilómetros tras los primeros calentones, un regero de corredores por un estrecho sendero no te dejarán avanzar si no te encuentras en un lugar acorde a tus condiciones.

La salida es dura; en unos 100 metros tras la línea de salida está el primer rampón que nos eleva hasta Patones de Arriba sin darnos un segundo de respiro, para luego, tras un tramo corto de sendero, meternos de lleno en un cuestarrón por pista amplia donde los corredores nos vamos desgranando en busca de nuestro lugar en la carrera.

Para los que no conozcais la zona, ya solo con este pequeño tramo entre jaras, pizarras y arroyos quedareis gratamente sorprendidos por las posibilidades que ofrece el terreno. Pero es tras la subida pistera larga donde comienza una de las partes más bonitas y disfrutonas para el trailrunner gracias a un sendero que bordea la serranía ofreciendo unas interesantes vistas de la misma y dandonos las oportunidad de correr a buen ritmo casi sin darnos cuenta de que casi siempre tiramos hacia arriba.

No han pasado muchos kilómetros desde la salida, apenas tres, y las sensaciones no son las mejores. Intento no obsesionarme con ello y evitar que la cabeza se ponga en negativo. Hoy es uno de esos días en los que parece que nunca vas bien, aunque tal vez analizando ritmos tras la carrera, el problema sea que hemos ido como locos y esto para un tipo diesel como yo no es lo más recomendable.

Me adelanta Nacho (@elCorredorpopular) ... "que tal Juan, tenemos clavado el calendario", me dice ... la verdad es que ni recuerdo que conteste, aunque si recuerdo que me quedo detrás de él durante el siguiente tramo hasta llegar a la zona previa al cortafuegos según la figura de Cancho de la Cabeza se hace más prominente recordandonos que se acerca la zona más dura de la carrera.

Patones Xtrem 2015. Trail Running
Llega la zona de CaCo donde me voy encontrando mucho mejor, realmente para esto estoy entrenando más que para ir a toda velocidad, y vuelvo a adelantar alguno de los corredores que me pasaron en la zona de carrera ràpida.

Me doy unos segundos en la bajada que precede al conocido cortafuegos, y comienzo la subida con fuerza volviendo a pasar a algún corredor más, y llego hasta la altura de mi compañero de club Dani con el que he ido buena parte del recorrido haciendo la goma.

A mitad de cortafuegos corto un poco para no desgastarme demasiado aunque sigo subiendo a buen ritmo hasta el avituallamiento. Tomo un trago de agua rápido y comienzo el descenso. Dani vuelve a mi altura y tiramos un rato juntos en un falso llano y bajada previa para adentrarnos nuevamente en zona de sendero.

En este tramo hemos dejado atrás al máquina que ha llegado a coger el jamón, va "pegandose" con él intentando llevarlo de la mejor manera posible, todavía le quedan un buen puñado de kilómetros de ... como decirlo ... porque sufrir sufrir cuando te has llevado un jamón tampoco es ... y tampoco creo que se arrepintiera de ello ... el caso es que lo pasamos mientras comentabamos nuestras sensaciones y lo que nos quedaba por delante.

Como nota, para los que no conozcais la prueba, el primero que corona el cortafuegos, y tenga ganas de cargar con el, se lleva un jamón, y el se lleva es literal, porque allí mismo se lo dan.

Pero bueno sigo con la crónica. Me quedé en la entrada del sendero justo unos metros antes de darme un buen costalazo contra el suelo, el cual, solo quedó en eso al ser amortiguado por unos arbustos perfectamente colocados junto al sendero evitando que la cosa pudiera haber sido peor ... pero aquí, queridos amigos me gustaría daros un consejo, dejad un poco de espacio con el que os precede para ver bien el terreno que teneis por delante y no hacer una "jaimitada" como la mía ... afortunadamente, sin lesiones, tan solo, según escribo estas líneas con alguna ligera molestia en el dedo indice de mi mano derecha y un raspón en el costado.

Ya de nuevo corriendo y haciendo un rápido balance de daños veo que todo está en su sitio, seguimos por otro de los tramos más bonitos del recorrido que en un constante sube y baja nos adentra en la bajadona de la Senda Genaro para volver a retomar el valle de inicio y volver a subir la pista ancha, que esta vez se me hizo más ancha y más larga que cuando pasamos la primera vez.

Entre un camina, corre, camina, repta, camina, corre sigo subiendo y ya prácticamente solo queda bajar y bajar por un tramo no excesivamente técnico pero que me tomo con una calma tensa en busca de Patones de Arriba. Dani le ha dado fuerte en este tramo y definitivamente se me ha escapado. 

Las calles de pizarra de Patones de Arriba quedan atrás y tan solo queda un pequeño tramo de asfalto que hará de enlace con la bajada final hasta la linea de meta en 1h 25min y posición 37 de la general.

Patones Xtrem 2015. Trail Running. Fotos Track
Disfrutar he disfrutado, pero también he sufrido y mucho, al menos ha sido un buen entrenamiento de calidad que realmente era el fín de esta carrera en mi plan de entrenos para la Transvulcania 2015.

Hablando un poco de la organización, el track estaba correctamente señalizado, el avituallamiento en meta muy completo tanto en salado como en dulce,  el ambiente de lo mejor con muchas caras conocidas y buen rollo general.

En cuanto al avituallamiento en carrera no os podría decir exactamente, después de subir el cortafuegos no iba yo muy atento a ver que había, solo quería un vaso de agua y seguir.

Como algo que no me gusto mucho: la cantidad de gente. Es una opinión muy personal, pero creo que es un recorrido que todos podriamos disfrutar más si la cantidad se viera limitada a  250 - 300 participantes.

Galerías de fotos:
1.- Gregorio Rodriguez
2.- Vicente Ruiz
3.- Nerea García
4.- Mariola Fernández

domingo, 30 de noviembre de 2014

CRONICA MORAL TRAIL RACE 2014

Moral Trail Race Trail running moralzarzal

Después de las previsiones más que negativas en cuanto a lo climatológico se refiere, llegar a Moralzarzal a las 9:30am y ver que no llueve ya es mucho decir. Aún así, la lluvía caída durante los últimos días va a poner a prueba nuestra destreza sobre el barro.

Las zapas elegidas para la ocasión serán unas Inov-8 Roclite 295, que tan buenas sensaciones me están aportando en terreno técnico mojado, tanto con barro como con placas de piedra.

Trail Running Moral Trail fotos 2014
Los corredores de las dos distancias (17km y 9km) salimos a la vez, con algunos minutos de retraso sobre el horario previsto. Por fortuna el primer tramo de carrera es muy amplio y permite a cada cual buscar su lugar en el grupo, el cual se va estirando rápidamente según dejamos atrás los primeros metros de asfalto y entramos en zona de pista que nos acerca a el primer cuestarrón de la jornada. Con bastante desnivel y bastante piedra suelta, no tardamos en comenzar con un CACO alegre, con mis pulsaciones ya bastante subiditas y comenzando a dejar atrás a bastantes corredores en la segunda parte de la subida. Esto me da un poquito más de fuerza para no desistir en mi esfuerzo.

El siguiente tramo es una bajada rápida que me tomo con cierta tranquilidad para recuperar pulsaciones y llegar hasta una zona de pista en ligera bajada la cual se que permite ir muy rápido y que nos acerca hasta una de las subidas potentes de la jornada, donde nuevamente no queda otra que andar entre algún que otro descanso donde se puede intentar un trote suave en busca del siguiente repechón, la idea es llevar buen ritmo sin fundirme.

El grupo ya está muy estirado y por delante tenemos un interesante descenso donde el barro, la hierba y el agua dan algún susto a más de un corredor. Mis Inov-8 se comportar de sobresaliente y continúo a buen ritmo tragando deliciosos kilómetros de senderos entre pinares a la vez que veo como voy recortando poco a poco espacio con el corredor que me precede.

Sin darme cuenta los kilómetros han pasado y ya estoy en el sendero, más tarde casi un campo a través que nos elevará hasta El Telégrafo. Es una subida exigente, no muy larga pero si intensa; la misma que volveremos a subir esta tarde los afortunados que hacemos tambien la "mini - vertical".

En los últimos metros de ascenso adelanto a dos corredores más, pero lo realmente sorprendente es ver como  me pasa un corredor a un ritmo endemoniado, increíble lo fuerte que está la gente, pena no haberlo visto luego o al menos su dorsal para ver hasta donde llegó con ese ritmo.

En la cima de El Telégrafo paro unos segundos en el avituallamiento. La lluvía nos acompaña y parece que quiere hacerse más intensa. Bebo un vaso de agua y cojo 2 trozos de naranja que me iré comiendo en los primeros metros de descenso que se hacen por pista ancha bastante cómoda para estos menesteres y recuperar un poco de cara al siguiente tramo.

Moral trail 2014 Fotos
Con la Pedriza en el horizonte giramos a la derecha para tomar una serie de bajadas enlazadas por la cara Norte del cerro. Es un descenso bastante técnico en su primera parte, pero completamente "corrible" y si llegas con fuerzas te permite ir muy fuerte y disfrutarlo con seguridad.

En completa soledad llego hasta La Majada de las Monjas, otra zona donde se puede ir muy muy rápido, gracias a una amplia pista en ligero descenso que da la falsa sensación de que te diriges rumbo a la meta, pero nada más lejos de la realidad; nos acerca hasta la última subida en la que todavía tendremos que afrontar un kilómetro tirando hacia arriba.

Las fuerzas ya andan justas, la lluvia se intensifica pero por fortuna ya solo me quedan por delante tramos de rápidos senderos en busca del descenso de El Peñote, último kilómetro técnico que me lleva hasta las calles de Moralzarzal y dará por concluída la sesión de la mañana en un tiempo de 1 hora y 42 minutos

Carrera muy recomendable, muy bien organizada, especialmente bien señalizada gracias a una magnífica previsión por el riesgo de nieblas y con un circuito enrevesado donde han sabido encontrar zonas espectaculares para ofrecernos en casi 17kilómetros unos 900 metros de desnivel positivo.

En breve la crónica de la Mini-Vertical celebrada por la tarde.

Track de la carrera de 17km: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8363644

sábado, 15 de noviembre de 2014

RECONOCIMIENTO DEL NUEVO RECORRIDO MORALTRAIL 2014

Moral Trail. Nuevo recorrido 2014
Esta mañana hemos salido a reconocer el recorrido de la MoralTrail 2014, ya con el track del nuevo recorrido en el que se gana en desnivel positivo manteniendo los 17 kilómetros de distancia de la primera edición. 

Hemos disfrutado de un enrevesado recorrido a través de sendas cubiertas por pinares, arroyos cristalinos, subidas explosivas con piedra y bajadas vertiginosas. Al final unos 900 metros de desnivel positivo y un grato sabor de boca gracias a un recorrido, que sin llegar a ser de una exigencia extrema, permite correr y nos descubre una zona de la sierra madrileña que no nos ha dejado indiferentes y nos ha sorprendido gratamente por la belleza y las maravillosas panorámicas que ofrece de la Sierra de Guadarrama, destacando las vistas sobre La Pedriza.


Tras el recorrido de 17 kilómetros le hemos dado zapatilla a la  Mini-Vertical, prueba que se realiza el mismo día a las 16:00 horas y que forma parte de la inscripción combinada (17km de la mañana + Mini-Vertical). El recorrido discurre compartiendo algún tramo de la carrera mañanera llevándonos, en 2,5 kilómetros y unos 360 metros de desnivel positivo, hasta el Cerro de Cabeza Mediana (Telégrafo) con tramos de cortafuego pedregoso y campo a través en la parte final de ascenso. A medio camino existe un pequeño descanso incluso con algo de bajada que nos ayuda a recuperar el pulso y afrontar el último segmento.

Os dejo el nuevo recorrido del 2014: RECORRIDO MORALTRAIL 2014

Mini-Vertical (Subida y bajada): MINI-VERTICAL 2014

jueves, 6 de noviembre de 2014

TRAIL DEL SERRUCHO 2015 INSCRIPCIONES

Me complace comunicaros que un año más desde el Club Alalpardo Running Team organizamos el III Trail del Serrucho.

Track Trail del Serrucho. Alalpardo
Son 23 kilómetros ideales para iniciarse en el trail running, en un circuito sin grandes dificultades técnicas, aunque si exigente en lo físico debido a lo "rompepiernas" del terreno con ascensos largos combinados con rampones de bastante desnivel, donde el barro, puede ser un invitado determinante si los días anteriores ha llovido.

Es un trail divertido con muy buen rollo y donde se puede correr mucho.

Las inscripciones se abre mañana Viernes día 7 de Noviembre de 2014 a las 9:00 am.

La prueba se celebrará el día 18 de Enero de 2015 a las 11:00 am.

Conste de la inscripción 14€.

Enlace de inscripción: AQUI

Web del Club Alalpardo Running Team: AQUI

Track en Wikiloc: AQUI

 

martes, 4 de noviembre de 2014

CRÓNICA I CABRERA TRAIL

La Cabrera Trail. Trail running Madrid. Somosierra
Os dejo la crónica que se ha pasado mi amigo Manu sobre esta primera edición de la Cabrera Trail, que como dice la organización y por las palabras de Manu, parece ser uno de los medios maratones de montaña más duros de la Comunidad de Madrid. 

Sin más ahí va la crónica:

Amanecemos en un día con nubes muy leves y temperatura agradable en La Cabrera. Desde las 8:00 horas se reparten dorsales en el Hostal Restaurante Cancho del Águila.

Empieza la animación a cargo de varios DJs y el montaje de los arcos de salida-meta. El sostenible número de participantes para cada modalidad (marcha 7 km, trail 7 km y trail 21 km) contribuye a la fluidez del reparto de dorsales.


A las 9:05 da comienzo la carrera de 21 km, en la que participa un numeroso grupo de corredores de un equipo holandés.


Tras unos metros de asfalto y un par de giros, entramos en el monte y empezamos a subir. Si quieres ir delante no queda mucho espacio para posicionarte ya que en el primer kilómetro se empieza a estrechar la senda y comienzan las procesiones en fila de a uno.


Seguimos avanzando en la primera de las cinco subidas importantes que se distinguen en el perfil, y ya se deja ver la nota dominante durante la carrera: va a ser bastante técnica. Durante gran parte de la primera subida hay que pasar grandes piedras que con tiempo seco se dejan subir bien.


Así, y al completar dos kilómetros de recorrido, hemos ascendido hasta el Pico de la Miel. Desde aquí nos lanzamos a un descenso bastante técnico. Nos tendremos que ayudar en varias ocasiones de piedras laterales y árboles, llegando incluso a ser necesario el uso de un segmento de unos quince o veinte metros de cuerda para bajar casi verticalmente un obstáculo.


Finalizada la primera bajada, tenemos casi un kilómetro de camino ancho y casi llano para estirar piernas hasta la siguiente subida. La primera parte de la misma, se hace algo dura por lo estrecho de la senda, que nos hace andar, una vez más, en fila de a uno.



Cabrera Trail. Trail running.
Tras alcanzar la cresta, a partir del kilómetro 4.5 se puede volver a correr manteniendo un ritmo ahora más animado y menos técnico, hasta que se inicia el segundo descenso serio. En esta ocasión no es tan técnico. Son bajadas sinuosas con alguna acequia y alguna curva cerrada que sortear. El camino es estrecho.
El descenso finaliza conectando con GR-10 durante un tramo, para subir al Convento de San Antonio y tras bordearlo, llegamos al avituallamiento del kilómetro 8.5.

Siguiente cima es Cancho Gordo, que es el punto más alto de la carrera. Para coronar hemos subido 350 metros en kilómetro y cuarto, por lo tanto es una subida dura con especial mención a las paredes por las que hay que subir hasta arriba, no aptas para noveles en trail y no iniciados en escalada, en general.


Iniciamos el descenso, dejando atrás los aledaños de la cumbre. Encontramos una ladera con tierra arcillosa suelta, que en época de lluvia puede ser un verdadero problema, pero no hoy. Desde el kilómetro 10 podemos volver a correr durante unos dos kilómetros.


Completamos este tercer descenso con un quiebro de cintura que nos lleva a volver a subir, a base de pequeños toboganes. Bordeamos La Peña del Hierro a un ritmo animado, para llegar al cuarto descenso pronunciado que empieza en el kilómetro 14.6. Allí tenemos unas curiosas vistas con las antiguas obras de edificios del tren y las vías.


Kilómetro 16.5, cruzando el Barranco de los Buitres, y llegamos al segundo avituallamiento. Gominolas, galletas, isotónico, agua. Lo que necesita un trailero en pleno crecimiento.


Se inicia aquí la última subida. Se trata de un tramo ascendente uniforme de casi tres kilómetros con un pequeño falso llano en medio. No es técnico pero te coge ya con el cuerpo desgastado.

Desde el kilómetro 19.6 empieza la última bajada, en dirección a meta. El primer kilómetro se baja rápido, y aun siendo algo técnico, se toma con ganas..

Pero ahora viene la TRACA FINAL. El último kilómetro es MUY técnico. Nos beneficiamos del buen clima y que no ha llovido, pero hay puntos realmente peligrosos si no se cuenta con un mínimo de habilidad. Hay zonas de tierra suelta, bajadas escarpadas, escalones de más de un metro y pasos estrechos al lado del vacío. Lo bajo con mucha precaución ya que no se lo puede fiar todo a las piernas a estas alturas.


Últimos trescientos metros corriendo y llegamos a meta, donde nos espera un extenso avituallamiento, entrega de premios y posterior comida a cargo de la organización.



No alcanzo a imaginar cómo habrá bajado por estos sitios Alfredo Gil, el ganador, del club La Sportiva, que ha entrado en un endemoniado tiempo de 2h 18'.

Un día estupendo en el que no ha llovido, para una bonita carrera que la organización, salvo algún cruce escasamente señalizado, ha solventado con gran éxito.


Nos queda preguntarnos si con una climatología un poco más adversa, más típica del mes de Noviembre, se puede sostener el nivel técnico del trazado.


El perfil de la carrera es eminentemente técnico. No está pensada para correr de forma libre, sino para traileros con mucha fuerza y mucha técnica. Son cinco repeticiones de subir mucho y bajar mucho, por lo que es obligado medir bastante las fuerzas.